Skip navigation
Glenn Hegar
Texas Comptroller of Public Accounts
Glenn Hegar
Texas Comptroller of Public Accounts
Glenn Hegar
Texas Comptroller of Public Accounts

Contralor de Cuentas Públicas de Texas

Para Publicación Immediata

20 de julio del 2020

El Contralor de Texas Glenn Hegar Proyecta un Déficit Final al Fiscal 2021 de $4.6 Mil Millones en el Estimado de Ingresos Revisado

(AUSTIN) — El Contralor de Texas Glenn Hegar revisó hoy la Certificación Estimada de Ingresos (CRE) y ahora proyecta un déficit final para el fiscal 2021 de $4.58 mil millones. El déficit, que Hegar atribuyo a la pandemia COVID-19 y la reciente volatilidad de los precios de petróleo, es una disminución con respecto al saldo positivo de fin de año de $2.89 mil millones proyectado originalmente en la CRE de octubre del 2019.

En una carta del 20 de julio al liderazgo del estado, Hegar dijo que el estado tendrá $110.19 mil millones en fondos Relacionados con los Ingresos Generales (GR-R) disponibles para gastos de propósito general para el bienio del 2020-21, una disminución de un proyectado de $121.76 mil millones en la CRE de octubre del 2019.

El saldo final no incluye el impacto de las instrucciones de los líderes estatales que dirigen a la mayoría de las agencias a reducir su gasto en un 5 por ciento de las asignaciones del GR-R 2020-21. Cualquiera de estos ahorros reducirá el déficit proyectado. Del mismo modo, el saldo tampoco supone ninguna otra ayuda financiera del gobierno federal, ya que tanto la perspectiva como la naturaleza de esa asistencia siguen siendo inciertas.

“La contracción económica asociada con COVID-19 ha dado lugar a que la recaudación de ingresos este año fiscal sea mucho más bajo que nuestras proyecciones anteriores de CRE”, dijo Hegar. “Es importante destacar que esta revisión de la estimación tiene una alta incertidumbre. Suponemos que el estado maneje con eficacia el brote y que las tasas de infección no abrumarán a nuestro sistema de atención médica. Esta estimación también asume que las restricciones de negocios e individuos serán no existentes antes del final de este año y que la actividad económica se reforzará, pero no volverá a niveles previos a la pandemia para fines de este bienio”.

La pandemia afectó mucho a los ingresos fiscales en general, en particular a los impuestos de hoteles, ventas de vehículos de motor, regalías y bebidas mixtas. El impuesto estatal sobre las ventas, la mayor fuente de ingresos fiscales se ha mantenido mejor que algunos impuestos, pero aún ha caído significativamente. Se espera que los ingresos por impuestos de ventas del año fiscal 2020, impulsados por cobros sólidos en el primer semestre del año, terminen alrededor del 1 por ciento por debajo de los totales del año fiscal 2019, seguidos de una caída de más del 4 por ciento en el año fiscal 2021.

El Fondo de Estabilización Económica (ESF; o el "Rainy Day Fund” del estado) y el Fondo Estatal de Carreteras (SHF) reciben financiación de los impuestos de regalías de petróleo y gas natural. En fiscal 2021, el ESF y SHF recibirán cada uno $1.1 mil millones en transferencias del Fondo de Ingresos Generales por los impuestos de regalías recaudados en el año fiscal 2020. Se espera que la recaudación de impuestos de regalías en el año fiscal 2021 baje significativamente con respecto al año fiscal 2020, lo que resultará en transferencias fiscales menores del fiscal 2022 al ESF y SHF de unos $620 millones cada una.

Después de contabilizar los asignaciones e inversiones y ganancias de interés, esta estimación proyecta un saldo final del ESF para el fiscal 2021 de $8.79 mil millones.

La Proposición 7, una enmienda a la Constitución de Texas aprobada por los votantes de Texas en el 2015, estipula que los primeros $2.5 mil millones en colecciones de impuestos sobre las ventas que excedan $28 mil millones en cualquier año fiscal se depositen al SHF. El SHF recibirá $2.5 mil millones de los impuestos sobre las ventas recaudados en cada año del bienio, aunque la transferencia final de las recaudaciones fiscales de 2021 no se producirá hasta septiembre del 2021, el primer mes del año fiscal 2022.

"En los próximos meses, algunos indicadores económicos establecerán récords de tasas de crecimiento, pero esos registros reflejarán las caídas sin precedentes de este año", dijo Hegar. "El rebote dejará muchas medidas de salud económica por debajo de los niveles previos a la pandemia. Los consumidores y las empresas deben estar seguros de que el virus está controlado antes de que la producción económica, el empleo y los ingresos vuelvan a los niveles previos a la pandemia".

Hay riesgos sustanciales para este pronóstico tanto en el lado positivo como en el negativo. Si la propagación del virus se detiene o reduce antes de lo previsto, si los consumidores y las empresas vuelven a los niveles de actividad económica previos a la pandemia más fácilmente de lo que se suponía o si el gobierno federal proporciona más ayuda, Texas puede terminar el bienio 2020-21 con más ingresos de los proyectados hoy. Por otro lado, si hay una nueva ola sustancial de infecciones a nivel nacional o en Texas en otoño o invierno o si los consumistas y las empresas son más lentos para reanudar las actividades económicas de lo que se supone, los ingresos recaudados este bienio podrían quedarse cortos, tal vez muy cortos, de esta actualización del pronóstico.

Visite nuestros recursos en línea para obtener una guía descargable y fácil de entender sobre los puntos de datos que impulsan la CRE.

HB855 Browser Statement

In 2015, the Texas Legislature passed House Bill 855, which requires state agencies to publish a list of the three most commonly used Web browsers on their websites. The Texas Comptroller’s most commonly used Web browsers are Google Chrome, Microsoft Internet Explorer and Apple Safari.

We support: